Colegio Oficial de Ingenieros Navales y Oceánicos

Premios Nacionales Industria Conectada 4.0

46

En el BOE del 25 de enero ha salido publicada la Orden por la que se crean los Premios Nacionales Industria Conectada 4.0 y se establecen las bases reguladoras para su organización, gestión y concesión.

Las modalidades de los Premios Nacionales Industria Conectada 4.0 quedan establecidas de la siguiente manera:

a) Premio Nacional Industria Conectada 4.0 a la Gran Empresa industrial.

b) Premio Nacional Industria Conectada 4.0 a la Pequeña y Mediana Empresa industrial.

Los premios tienen como objeto premiar empresas de especial relevancia que haya realizado un esfuerzo continuado y modélico en la mejora de su competitividad a través de proyectos y acciones de transformación digital.

Los Premios, en cada una de las modalidades, consistirán en un trofeo representativo y no comportarán dotación económica, al tratarse de unos premios honoríficos. Las organizaciones y las industrias correspondientes a la categoría de PYME industrial nominadas en dicha categoría recibirán un diploma acreditativo de su condición de nominadas.

Puede ser objeto de premio cualquier práctica de mejora o innovación que impulse la evolución de la industria hacia el nuevo paradigma industrial, también conocido como Industria 4.0, Industria Inteligente, y bajo las dimensiones organizativas fundamentales que definen este nuevo paradigma de Industria Conectada 4.0.

Ver información en el BOE

El sector industrial puede y debe jugar un papel clave en el crecimiento económico de España. La importancia del sector industrial en el futuro de nuestra economía se ha puesto de manifiesto tanto por la Comisión Europea como por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en los últimos años.

El sector industrial mantiene y crea empleo de alta cualificación, con unos salarios más altos y con una mayor productividad que otros sectores de la economía. Es el principal generador y demandante de innovación y desarrollo tecnológico y, además, tiene una mayor propensión a exportar. Se trata, por tanto, de un sector que genera numerosos efectos externos positivos sobre la economía de nuestro país en su conjunto.

La industria española se enfrenta a desafíos derivados de importantes procesos de transformación a nivel mundial entre los que destaca el acelerado progreso tecnológico, con innovaciones cada vez más disruptivas que afectan no sólo a los procesos industriales, sino, también, a la propia concepción de los modelos de negocio tradicionalmente desarrollados por nuestra industria. Este desarrollo tecnológico ha impulsado la creciente digitalización de los procesos productivos, dando lugar a la denominada Cuarta Revolución Industrial o Industria 4.0, consistente en el desarrollo de la automatización y la implantación de tecnologías digitales en la industria.