Colegio Oficial de Ingenieros Navales y Oceánicos

Actos de celebración de la Virgen del Carmen

431

Actos institucionales

El pasado 5 de julio tuvieron lugar los actos de celebración de nuestra patrona, la Virgen del Carmen. Los actos se iniciaron en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales de Madrid con la celebración de una misa en la que se recordó a nuestros compañeros fallecidos.

Mira todas las imágenes de la celebración

Entrega de las medallas de los 50 años

El primer acto fue la entrega de las medallas conmemorativas a los compañeros de la Promoción de 1969. José de Lara dirigió unas palabras a los colegiados que celebraban su aniversario profesional:

“Primeramente, un cariñoso recuerdo a los fallecidos, agradecimiento a sus viudas por asistir, a todos los que se han desplazado de vuestro lugar de residencia, abandonando la generosa profesión a abuelos y como al resto de los que nos acompañan este día.

El primer ingeniero naval egresó en 1917 de la Academia de Ingenieros y Maquinistas de la Armada de Ferrol. Desde aquel pionero hasta que se cerró definitivamente la Academia de Ingenieros salieron de aquellas clases cuarenta y cuatro nuevos ingenieros.

La Armada había decidido cerrar la Academia en 1932 dejando literalmente “colgados” a seis alumnos, fue precisamente la labor del entonces presidente de la Asociación de Ingenieros Navales Miguel Rechea el que consiguió que Marina transfiriera las enseñanzas de la Ingeniería Naval al Ministerio de Instrucción pública y Bellas Artes. Estos alumnos en una escuela “ubicada” en la portería del Colegio de los Jesuitas tenían preparados sus Proyectos de Final de Carrera para defenderlos en julio de 1936.

Finalizada la Guerra civil la escuela se ubicó en un chalet de la calle O´Donnell,26 y definitivamente ocupó este edificio en 1948.

Desde entonces en las promociones hasta la de 1969, cuyo quincuagésimo aniversario celebramos, han coexistido muchos planes de estudios, pero el que mayor efecto causó fue esta promoción, que unos ingresaron directamente de Preu y otros habían tenido que cursar dos cursos, un Selectivo en las facultades de Ciencias y un curso de Iniciación que muy pocos lograban aprobarlo en un solo año académico.

Al contrario que en los planes anteriores que se diferenciaban exclusivamente en el modo y forma del examen de ingreso, este aportaba una reforma mayor de ciclo formativo.

Pero aquí están aquellos muchachos que con ilusión apoyaron con su saber y esfuerzo a colocar a España en el tercer puesto mundial de construcción naval.

Desde los orígenes de la promoción en 1770 creado por R.O de Carlos III, cuyo retrato preside este salón, y cuyo ducentésimo quincuagésimo aniversario celebraremos el próximo año, hemos sido una profesión transversal, los tiempos, la invocación han ido cambiando el tipo de buque, los materiales en que se construían, los medios de propulsión y por ello los ingenieros navales nos hemos ido adaptando a las necesidades del momento y vislumbrando las oportunidades del futuro. No en vano el 90 % de las mercancías que se mueven en el mundo emplean en algún momento el transporte naval.

Y como ejemplo de esos conocimientos transversales podemos considerar esta promoción en los que nos encontramos técnicos, directores, presidentes de compañías muy diversas, construcción naval, tráfico marítimo, generación y transportes de energía, industria auxiliar naval, industria auxiliar nuclear, técnicos de la administración del estado, ingenieros del estado, ingenieros de la armada, gobernadores civiles, director general de marina mercante, inspectores de navieras o de las sociedades de clasificación escritores.. libreros, de la Real Academia de la Mar, catedráticos o docentes por no seguir enumerando ya que llegaríamos a más actividades distintas que alumnos que egresaron en esta escuela.”

Promoción de 1969

Se entregó la medalla de reconocimiento a los 50 años de profesión a:

  • Santiago Baeza Aguado
  • Miguel Casado Fernández
  • Fernando Casas Blanco
  • Felipe Fernández De Santos Huerta
  • Santiago Gil-casares Armada
  • Fermín Mallada Múgica
  • Francisco Javier Martínez García
  • Santiago Martínez Gilgado
  • Ricardo Miguel De La Villa
  • Ángel Mingo Aguado
  • Francisco Javier Del Moral Hernández
  • Cristóbal Moreno Valiente
  • Francisco Ortiz Caballero
  • Ricardo Paredes Verben
  • Carlos París Solas
  • Eduardo Pineda González
  • Víctor Ruiz Zozaya
  • Francisco Ruiz-morote Trueba
  • Francisco Javier Sáez Parga 
  • Rufo Salinero Cuerdo
  • José María Sánchez Carrión
  • Ricardo Sánchez De Pablo
  • Amalio Sánchez López
  • Antonio José Sánchez-jáuregui Martínez
  • José Miguel Torres González
  • Antonio Tuñón Álvarez

No pudieron asistir:

  • Javier Andújar Arévalo
  • Horacio Bedmar Merino
  • Néstor Luis Bruna Derqui
  • Ricardo Conforto Galán
  • Hermogenes De La Cueva Spinola
  • Ramón Díaz Del Río Jaudenes
  • Cándido Emilio Gálvez Gómez
  • Román Luis Irigoyen Oyarzábal
  • José María García Pujol
  • Manuel Ignacio López López
  • José Luis López Martínez
  • Ernesto Manzanares Corto
  • Rafael Molina Navas
  • Rafael De Rodrigo Aramburu
  • Hipólito De La Rosa Dorado
  • Cecilio Sanz Colmenarejo
  • Pedro Sosa Marcelo
  • Luis Vázquez Lozano

Ni los familiares de:

  • Juan Alsina Torrente
  • Agustín Armas Ruiz
  • Francisco Javier Casado Gelpi
  • Manuel Insua Merlan
  • José María López Tejero
  • Rafael Martínez Escolano
  • Vicente Méndez Monge
  • José Navarro Martínez
  • Salvador Noval Pou
  • Ubaldo Parga Gigosos
  • Jose Luis Robledo Casas
  • Juan José Romero Barajas
  • José Antonio Sánchez Jiménez
  • Miguel Serrano Moreiras
  • Francisco Javier Urisarri Sagardía
  • Juan Manuel Vallejo Haya
  • Ricardo Vergara Ivisón

En representación de los homenajeados tomó la palabra José María Sánchez Carrión, colegiado 770:

Buenas tardes Luis Ramón, Pepe, Diego, compañeros de promoción, señoras, señores:

Empiezo recordando a los diecisiete compañeros fallecidos: Juan Alsina, Agustín Armas, Javier Casado, Manuel Insua, José María López Tejero, José Luis Robledo, Rafa Martinez Escolano, Vicente Méndez Monge, José Navarro, Ubaldo Parga, Juan José Romero, José Antonio Sánchez Jiménez, Miguel Serrano Moreiras, Juan Manuel Vallejo, Javier Urisarri y Ricardo Vergara y para ellos pido un minuto de silencio 

En nombre de mis compañeros, agradezco al director el haber cedido el Salón de Actos, al COIN y a la AINE, que haya organizado este acto y su continuación gastronómica en la Casa de Campo.

Permitirme un guiño especial a los cartageneros que asistimos a este acto.

Supone para mí un honor, haber sido elegido como portavoz de este acto Académico que hoy celebramos bajo la atenta mirada de Carlos III, aquel rey de nariz grande, fusil en ristre, mirada cándida y avispada.  Entiendo que esta elección se debe a la condescendencia de mis compañeros, más que a los méritos, sin duda escasos, que pudiera tener.

La promoción era de unos ochenta, de la que solo cuarenta y tres seguimos colegiados y estamos presentes veinticinco, es decir casi el 60%.

Esta Escuela, inaugurada en 1948, es sin duda el edificio más bonito, original, dispone de la más señorial biblioteca y una pequeña y recogida capilla. Entre sus paredes, pasamos desde 8 a 5 años inolvidables por muchos motivos y cada uno de nosotros tenemos recuerdos, sensaciones, alegrías y tristezas que forman parte de esa parte de nuestras vidas que creíamos olvidadas y que ahora están volviendo a aparecer. Tenemos recuerdos distintos de profesores, de sus asignaturas o su manera particular de explicar. Yo recordé mientras escribía s Biarge, Chorro, Blanco, Sáez de Benito, Ricardo Martín, Luna, Ybarra o Mazarredo.

El edificio coronado con una copia de la Torre de Hércules, que en 1788 remodeló un Ingeniero de Marina, que esculpió en el último escalón su apellido: Guianini.

 Nuestra historia particular empieza entre 1962 y 1964 porque procedíamos de dos distintos planes de estudios, el del 57 y del 64. Pero, ahora somos una única promoción, ya que obtuvimos al mismo tiempo el mismo grado. Dice nuestra canción de guerra, que aquel 1969 que nos iniciaba como ingenieros navales tenía “un comienzo feliz de un brillante porvenir”. 

Es verdad que el tránsito de planes no fue fácil, aunque se nos vendiera la idea de la diversidad, que si los del Plan del 64 necesitarían dos años de escolaridad para la obtención del doctorado, que si pitos o que si flautas. Si aquella era la ventaja pocos la hemos aprovechado ya que, de los once doctores, solo cinco somos del Plan 57. 

Teníamos horarios de clases y algunas asignaturas diferentes, unos por la mañana y otros por la tarde. Celebramos separadamente las fiestas, incluso la del paso del Ecuador, a excepción de una fiesta a la que asistieron las dos Madrinas. Esta fiesta causó asombro, ya que además de las consabidas y típicas canciones y parodias, actuó, como si estuviéramos en un cabaret, la vedette más famosa del momento, Ingrid Garbo, que nos deleitó con unos de sus números más conocidos con el consiguiente escándalo de algunas asistentes. 

Temíamos una bronca de Don Felipe Garre, cosa que no ocurrió, porque nos dijo que ese numerito no se había visto con claridad, dada la poca luz ambiental.

Hicimos de separadamente los dos veranos de Milicias en la Escuela de Suboficiales de San Fernando, sin embargo, todos aprendimos las mismas cosas: disciplina, enseñanzas náuticas, contraincendios y seguridad, a obedecer sin rechistar y a navegar “en la empresa de los barcos grises” especialmente el segundo verano con un viaje de 5 semanas, que nos llevó también a puertos distintos. Los del Plan 57 no llegamos a Marín, pero nos pasamos dos semanas atracados en el puerto de Almería durante sus fiestas.

Aquellos veranos de milicias nos permitieron conocer Cádiz, la ciudad, pasear por aquellas calles que llegan del océano a la bahía, su pescaito frito, sus playas, su levante, algo de su provincia, probamos la escala de finos en el célebre bar el Submarino de Chiclana, pasamos agradables veladas en el Club Naval de San Fernando y en donde cada verano nacía un nuevo amor que, casi siempre, pasaba por el altar. 

Convencimos. los del 57, a Don Felipe acabar el año lectivo en marzo, aunque las notas oficialmente saliesen en junio. La diáspora inicial nos llevó al mundo laboral, otros a realizar un crucero y el resto a preparar oposiciones o a terminar el proyecto final de Carrera. 

Ya acabada la carrera en Cádiz, los solteros del 57, parloteábamos con unas graciosas gaditanas en la selecta terraza de La Camelia y como sin decir nada importante, pasando revista visual a todos, una preguntó ¿quién es el que se llama XX ya que el único que no tiene novia formal. Uau!!! pensamos, menudo control, el silencio llenó la terraza, hasta que el mencionado, con tímida voz, se presentó con un jabato. A partir de ese momento fue el centro de todas las atenciones.

Cuando en el verano del 69 coincidimos ambos planes. No vimos ninguna diferencia de trato, ni competencias u obligaciones.  Los ye-yes llegaron a sus empleos orgullosos de pertenecer, como nosotros los del “plan nuevo”, a este colegio. Éramos igual de ingenieros, pero, además, la mayoría de ellos eran mucho más jóvenes.

Años después nos reunimos lo hicimos en Jerez, volvimos al Panteón de Marinos Ilustres, cantamos la Salve Marinera después de una atronadora descarga. Entonces ninguno sabíamos que aquella iglesia y su sonoro el ábside habían sido diseñados y construidos por un Ingeniero de Marina llamado Vicente Imperial Diguerí. 

Nos hacían estudiar, exigían lo máximo ¿quién no recuerda aquellos exámenes en la Sala de Dibujo? Los del Plan 57 nos examinábamos del manejo de la Regla de Cálculo (artilugio que a nuestros hijos le parecen prehistóricos). El bueno de Felipe, nuestro inolvidable, cariñoso y servicial bedel empezaba pausadamente el reparto de los exámenes y antes que acabase otro bedel empezaba con la misma parsimonia a recoger los resultados. Un buen sistema para aumentar la tensión del momento.

 Sería interminable contar las anécdotas, aunque no me resigno a decir unas cuantas

 

  • Eran los tormentosos años 60, pero éramos una promoción democrática; votábamos por cualquier cosa y si había discrepancia se votaba, hasta para decidir si lo hacíamos o no, si lo era, se procedía a otra cuyo resultado era incierto.
  • Nuestra mayor hazaña fue la de doblegar la férrea voluntad de un Catedrático para que explicase o cambiase el libro de texto: estaba en italiano y costaba un pastón. Esta decisión nos costó un sinfín de suspensos.
  • Conseguimos autorización de Don Felipe para ir al Retiro a botar un barco que construiríamos de cartón y que llevaríamos en la vaca de un coche. El Director antes de dar su autorización nos hizo pedir permiso a la Dirección General de Seguridad. Se hundió evidentemente sin llegar a mantenerse a flote. 

 

Personas entrañables como Chicote, el temible Jefe de Centuria de novatos, su mujer Josefina, el bueno del bedel Felipe o “la Toñi” que nos preparaban unos buenos bocadillos de tortilla, estarán siempre en nuestra memoria.

Unos cuantos realizaron el gran crucero de 24 días como “final de carrera” disfrazado de “viaje de estudios” a bordo del Cabo de San Vicente e hicieron buenas migas con de alumnas de la Escuela de Arte y Decoración de Madrid, y con el agradable grupo de azafatas y como si fuera el “Crucero del Amor” alguno desembarcó enamorado y hoy sigue felizmente casado.

Pertenecemos a la profesión ingenieril más antigua de España. nacida en 1770, siete años antes que la de Minas o veintinueve antes que la de Caminos que pavonea, en cada esquina, con ser la más antigua. 

Somos herederos de aquellos primeros polivalentes ingenieros de marina que eran expertos en diseño y construcción naval, edificaciones militares, obras hidráulicas, fábricas de velas y jarcias, de los plantíos de lino, la selección, corta y transporte de la madera con carretas de bueyes o por flotación o construir trasvases entre cuencas o controlar y dirigir todas y cada una de las operaciones del astillero, Es decir, disponían de conocimientos transversales, como nosotros que hemos desarrollado nuestra actividad como  técnicos, directores de astilleros y centrales nucleares, presidentes de grandes y pequeñas compañías, de empresas de remolcadores, jefes de producción, comerciales, libreros, inspectores de sociedades de clasificación, construcción naval, tráfico marítimo, generación y transportes de energía, industria auxiliar naval y nuclear, técnicos de la administración del estado, ingenieros del estado, ingenieros de la armada, director general de marina mercante, gobernadores civiles, académicos de la Real Academia de la Mar, catedráticos o docentes y otras más

Hemos realizado viajes en los últimos años, por diferentes lugares de la geografía, marcados por el compañerismo, empapándonos de la cultura y saboreando la gastronomía de cada sitio visitado y sus alrededores: Toledo, Jerez, Cádiz, Vigo, El Escorial, Ávila o Salamanca y alguna comida o cena en Madrid. De este encuentro tendrá que salir la fecha y el lugar de un nuevo encuentro que pretendemos sea de mayor duración.

Perdón a la organización por haber sobrepasado levemente el tiempo asignado, a pesar de que Antonio Sanchez-Jauregui me recomendó que, en tiempo de melones, cortos los sermones. 

Muchas gracias

Entrega de insignias a los nuevos colegiados

A continuación se entregaron las Insignias a los nuevos colegiados. Se anunció, con satisfacción que la colegiación durante este año 2018-19 fue de 69 nuevos miembros egresados de las escuelas donde se imparten los estudios de Ingeniería Naval y Máster. Razones de trabajo y de residencia, fuera de Madrid, impidieron que algunos de ellos no pudiesen asistir, aunque algunos recogerán sus pines en la celebración de la Virgen del Carmen de la Delegación que les corresponda.

Javier Llompart, director de gestión de COIN y AINE procedió a relatar los nombres de los nuevos colegiados:

  • Carlos Miguel Arranza Lara
  • Francisco Javier Bernat Gallardo
  • Verónica Diez de la Iglesia
  • Álvaro Franco Caballero
  • Laura Freire Bermúdez
  • Vicente Lavilla Mora
  • David Mora Celestino
  • Marcos Nodrid Domenech
  • Sergio Olmos Guío
  • Alicia Ramírez Gutiérrez
  • Daniel Pérez Palao
Nuevos colegiados

En nombre de los cuales habló Marcos Nodrid Domenech, colegiado 3256:

“Estimados decanos, presidente, público, colegas, familia,

Es un placer juntarnos en los actos de celebración de nuestra patrona, la Virgen del Carmen.

En palabras del capellán de la escuela, el Padre Julio, es a la Virgen del Carmen a quien se aferra la gente de mar en momentos de tempestad, y no sólo en la mar se enfrenta el hombre a tempestades.

En nombre de los nuevos colegiados, brindo la enhorabuena a los homenajeados de la promoción de 1969 por sus 50 años de aporte a la Ingeniería Naval y a la sociedad.

Nuestro país ha estado siempre ligado a la mar. Como sabrán, queda poco para que se cumplan 250 años de la creación del Cuerpo de Ingenieros de la Armada, cuna de nuestra profesión de Ingeniero Naval y Oceánico. Quisiera, por tanto, recordar que los Ingenieros Navales son parte de la historia de España, y es por ello que los nuevos colegiados queremos reflejar el orgullo que supone poder entregar lo mejor de nosotros mismos en nuestro ejercicio profesional con la alegría de saber que seguimos remando para construir un mejor futuro.

Junto con el Colegio Oficial de Ingenieros Navales y la Asociación, nos comprometemos a afrontar los nuevos retos que suponen la aplicación de las nuevas tecnologías en nuestro sector, en los compromisos con el medio ambiente, y en la mejora de la sociedad.

Cada vez es más frecuente el desarrollo de la carrera profesional en otros países, y en otros sectores, lo que permite un enriquecimiento de la profesión. El Colegio, es el lazo de unión de la juventud y la experiencia, donde podemos expresar nuestras iniciativas y emprendimientos. En un mundo tan cambiante, y con tantos avances tecnológicos a la orden del día, debemos aprovechar las formaciones, los ciclos de ponencias y reuniones que ofrece el Colegio, para estar actualizados y a la vanguardia de las posibles transformaciones de nuestro sector. 

Los que entramos a formar parte de este Colegio, venimos para mantener su prestigio sin que se pierda el esfuerzo de nuestros predecesores.

Trimaremos bien las velas en las rachas más duras.

Muchas gracias.”

Asociados Adheridos

Se entregó un reconocimiento a Rocío Lamet Gil-Olart como nueva Asociada Adherida de la Asociación de Ingenieros Navales y Oceánicos de España (AINE).

Asociado de honor

José de Lara Rey, Decano-Presidente de COIN y AINE con Agustín Montes

En la Junta General Extraordinaria de la Asociación de Ingenieros Navales y Oceánicos de España (AINE) celebrada el 27 de junio de 2019 se aprobó por unanimidad el nombramiento de Asociado de Honor de Agustín Montes Martín, ingeniero naval colegiado nº 498.

Agustín Montes representa, por antonomasia y por derecho propio, el modelo del ingeniero naval, completo, respetado y admirado por todos los profesionales relacionados con la construcción de barcos, sean del nivel y de la especialidad que sean, que hayan tenido la oportunidad de conocerle y trabajar con él.

Su vida profesional dedicada a la construcción naval se desarrolló en paralelo con una vida familiar, extraordinaria, una capacidad intelectual envidiable y una bonhomía natural que, le devolvió el respeto y la admiración, quizás no exenta de tensión, de aquellos representantes de los armadores a los que solía convencer, y la de todos sus colaboradores, compañeros y amigos, para los que la figura de Agustín Montes es un referente, profesional y humano.

Colegiado de honor

En la Junta General Ordinaria del Colegio Oficial de Ingenieros Navales y Oceánicos celebrada el 27 de junio de 2019 se aprobó el nombramiento de Colegiado de Honor a José María Sánchez Carrión, ingeniero naval colegiado nº 770.

José María Sánchez Carrión, cartagenero nacido en Portmán, finalizó sus estudios de ingeniero naval en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales en 1969 y desde 2009 Doctor Ingeniero naval por la Universidad Politécnica de Madrid.

Desde 1978 ha participado en las Instituciones de muchas maneras y desde variados puestos de responsabilidad.

Es autor de varios libros, dedicados sobre todo a la historia naval, así como de innumerables artículos y colaboraciones fruto de sus investigaciones.

José de Lara Rey, Decano-Presidente de COIN y AINE con José María Sánchez Carrión

Actos institucionales de AINE

Posteriormente los asistentes se trasladaron a la Masía de José Luis donde, se sirvió un aperitivo antes de comenzar con los actos, amenizado por una de las bandas en directo que amenizaron los actos.

Ruth Latorre, ingeniera naval col. 3131, de la Secretaría Técnica del Clúster Marítimo Español actuó como maestra de ceremonias de estos actos.

Construcción Naval destacada del año 2018

Se inició esta segunda parte de los actos con el anuncio del ganador de la Construcción Naval destacada del año 2018: el arrastrero congelador Argos Cíes.

Los visitantes de la web www.ingenierosnavales.com premiaron a este buque como la construcción naval más destacada de 2018 construida en España. 

Nodosa Shipyard construyó el Argos Cíes,un arrastrero congelador de altura de última generación que pescará fundamentalmente calamar en las Malvinas. La ingeniería es íntegra de Nodosa, que ha personalizado todos los detalles, consiguiendo la máxima eficiencia en prestaciones, operatividad, rendimiento, y respeto al medioambiente.

El buque tiene 75,00 metros de eslora, 14 de manga y 1999 gt. Es de bandera británica y está clasificado por Lloyd’s Register con cota de hielo.

La Asociación y el Colegio Oficial de Ingenieros Navales y Oceánicos crearon en 2010 este premio con el que se pretende reconocer a la construcción naval española. En el mismo pueden participar buques y artefactos navales construidos en España sin restricción alguna.

El fallo se realizó mediante votación popular, que ha tenido lugar entre el 23 de mayo de 2019 y el 10 de junio de 2019 y han votado todas aquellas personas que lo han deseado, sin necesidad de estar registradas en la web.

El premio conmemorativo a la “Construcción naval más Destacada de 2018” se otorgará tanto al astillero constructor del buque (Nodosa Shipyard) como al armador (Armadora Pereira) durante la celebración del 58º Congreso de Ingeniería Naval e Industria Marítima, que se celebrará en octubre en San Fernando (Cádiz).

Premio DNV-GL Enermar

Raúl Cascajo, responsable del Comité de Universidad y Empresa del PAT 18, presentó el Premio DNV-GL Enermar: El grupo de trabajo del Plan de Acción Tecnológica PAT18 de la Asociación de Ingenieros Navales y Oceánicos de España (AINE), en su misión de promoción de la Ingeniería Naval y Oceánica en el campo de las Energías Renovables Marinas (ENERMAR) decidió convocar este premio, como incentivo a los estudiantes actuales y futuros compañeros, para abrir nuevas oportunidades profesionales a las tradicionales, que no dejan de ser Ingeniería Naval y Oceánica en toda regla que este año ha sido patrocinado por DNV-GL

El premio está dirigido a estudiantes de Ingeniería Naval, Ingeniería Naval y Oceánica o Máster habilitante para ejercer la profesión de Ingeniero Naval o Ingeniero Naval y Oceánico que hayan aprobado su Proyecto Fin de Carrera en el año 2018.

A continuación, Ruth Latorre, del Clúster Marítimo Español, presentó los ganadores:

El 5º premio DNV-GL Enermar ha sido concedido a Álvaro Ortega Nadal por un Jurado Calificador formado por expertos del sector. El trabajo premiado se titula “Time Domain Simulation Parameters for Fatigue Assessment of an Offshore Gravity Based Wind Turbine”, trabajo de fin de máster presentado en la Norwegian University of Science and Technology.

Las turbinas eólicas marinas son una tecnología prometedora dentro de las energías renovables. La industria aún es joven, y muchos análisis de diseño se realizan a partir de la experiencia de la industria del petróleo y el gas y la industria en tierra. Las nuevas ubicaciones, como la costa de Gran Canaria,  presentan oportunidades para la innovación en el diseño. Las estructuras basadas en gravedad (GBS) para aerogeneradores se han aplicado históricamente en aguas poco profundas y para aerogeneradores pequeños, pero pueden ser competitivas en otras situaciones con unos procedimientos de instalación mejorados.

De izda. a dcha.:Luis Ramón Núñez Rivas, director de la ETSIN, Álvaro Ortega, Lucas Ribeiro Julien, Area Manager para Iberia y Francia de DNV-GL y Raúl Cascajo, responsable del Comité de Universidad y Empresa del PAT 18.

El trabajo desarrolla un diseño de GBS para soportar una turbina eólica de 5 MW y examina la estimación del daño de fatiga en función de los parámetros que se utilizan en la simulación.

Como es habitual, Álvaro presentó su proyecto en las Jornadas Técnicas Enermar 2019 que se celebraron en Ferrol los días 19 y 20 de junio.

Raúl Cascajo, Alejandro Cuadrado Martín, Lucas Ribeiro Julien, Area Manager para Iberia y Francia de DNV-GL.

El segundo premio correspondió al trabajo “Diseño e implantación de 8 generadores flotantes en la Costa Este de Norte América” cuyo autor es Alejandro Cuadrado Martín, quién recogió el premio que le entregó Lucas Ribeiro Julien, Area Manager para Iberia y Francia de DNV-GL.

Premios AINE 2018

A continuación se realizó el anuncio de los Premios AINE 2018:

Premios a asociados

Premio AINE 2018 a la Mejor trayectoria profesional para menores de 35 años

De izda. a dcha.: Galo Rodríguez Monzonís, director general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, Sergio Olmos Guío, y Pablo Martín González, subsecretario de Ciencia, Innovación y Universidades.

 En esta ocasión, el Premio AINE a la Mejor trayectoria profesional para menores de 35 años fue concedido a Sergio Olmos Guío.

El jurado valoró que a lo largo de su carrera profesional ha participado en múltiples proyectos, tanto en el sector naval, como desarrollo de plataformas oceánicas multiuso o vehículos no tripulados; como en el sector industrial, principalmente en el área de descarbonización o tecnologías CCS (Carbon Capture and Storage), en el área de R&D, destacando además por recibir el Premio FINE 2019, de la Industria Naval Española, al mejor proyecto de ingeniería naval 2018. 

Premio AINE 2018 al Ingeniero Naval con trayectoria más destacada durante 2018

De izda. a dcha.:  Manuel Martínez Ruiz, vicealmirante director de construcciones navales de la Armada; Benito Núñez Quintanilla, y Rosario Martínez Manzanedo, directora de Participadas de la SEPI.

En esta ocasión, el Premio AINE al Ingeniero Naval con trayectoria más destacada durante 2018 fue para Benito Núñez Quintanilla que, desde que ingresó en 2004 como funcionario del Cuerpo de Ingenieros Navales, ha aplicado sus conocimientos técnicos en la maquinaria de la administración marítima española. Y desde 2018, es el encargado de velar por la aplicación de las normas nacionales e internacionales relacionadas con la seguridad de la vida humana en el mar y protección del medio marino, siendo nombrado Director General de la Marina Mercante. 

Premio AINE 2018 a Mejor trayectoria profesional

De izda. a dcha.: Carlos Suárez Pérez, presidente de la Navy League, José Luis González-Santelices Lucas y,  Diego Fernández Casado.

El Jurado Calificador de los Premios AINE, dada de nuevo la calidad de los candidatos a este galardón, tomó por unanimidad la decisión de conceder en este año 2018 ex–aequo dos premios a José Luis González-Santelices Lucas y a José Luis Cerezo.

José Luis González-Santelices Lucas, a lo largo de su trayectoria ha abarcado todos los sectores del diseño y la construcción naval. En su última etapa, fue desde donde se cambió el mundo de los atuneros para ser como lo conocemos hoy, pues fue el primer ingeniero Naval que “fichó” por una naviera de pesca, cuando en aquella época era un sector sin apenas capacidad técnica propia. 

José Luis Cerezo a lo largo de su dilatada carrera ocupó diversos cargos que le permitieron estar directamente comprometido con todo lo acontecido en el sector marítimo, destacando la dirección de la Gerencia del Sector Naval, que ostentó desde 1984 hasta 2011. Simultáneamente, también desempeñó otras actividades en diversas épocas, como Consejero de Motores Deutz, Astano, Pymar y Presidente del Clúster Marítimo Español desde su fundación en 2007 hasta 2009 y, posteriormente, como vicepresidente del mismo hasta 2014.

De dcha. a dcha.: Federico Esteve Jaquotot, presidente Honorífico del Cluster Marítimo Español, Pilar de Castellví Jarillo, viuda de José Luis Cerezo y Galo Rodríguez Monzonís.

Premios a empresas e instituciones

Premio AINE 2018 a la Mejor Empresa o Institución relacionada con la profesión

Premio AINE Sener
De dcha. a izda.: Manuel A Martínez Ruiz, Rafael de Góngora Escrivá de Romaní, director general de Naval en Sener, Luis Ramón Núñez Rivas.

La empresa de ingeniería y tecnología Sener recibe el premio por la ingeniería de una unidad (remolcador + pontona) de bunkering LNG, la primera en el mundo de su clase, el desarrollo de prototipos de embarcaciones y soluciones en el ámbito de las energías renovables, la utilización de su software FORAN en el proyecto de ingeniería naval europeo más complejo del siglo XXI, el submarino balístico nuclear (SSBN) Dreadnought para la Marina Real Británica y en los proyectos navales más tecnológicamente sofisticados en España y su desarrollo de una nueva solución integral para la digitalización de la industria marítima (astillero 4.0). También por la dotación de becas para la realización de prácticas por parte de estudiantes de grado en ingeniería marítima y arquitectura naval, y de máster en ingeniería naval y oceánica, su participación y acuerdos de colaboración con instituciones, organismos y asociaciones del sector marítimo español, el compromiso docente de los profesionales de Sener con la formación de los ingenieros navales y la participación activa en foros y conferencias en favor del sector marítimo y la profesión.

Premio AINE 2018 a la Mejor Empresa o Institución relacionada con actividades relacionadas con el sector naval o marítimo

De izda. a dcha.: Pablo Martín González, Vicente Fernández Guerrero y José de Lara Rey.

En esta ocasión, el Premio AINE a la Mejor trayectoria profesional para menores de 35 años fue concedido a la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI), por ser un vehículo y herramienta fundamental para aplicar las políticas diseñadas por el gobierno, siendo palanca de crecimiento e impulso de numerosas pequeñas empresas e industrias auxiliares que capilarizan en el tejido español la creación de empleo y creación de riqueza y durante el año 2018 haber hecho posible que España y su sociedad alcancen grandes logros y sueños como el impulso de sectores emergentes de la economía azul, como la Defensa y Seguridad, alcanzando grandes contratos internacionales y programas industriales que han llevado a Navantia, sus empleados, e industria, a conseguir la mayor cartera de pedidos de su historia, más de 9.000 millones de euros, y mediante el desarrollo de los programas tecnológicos más ambiciosos, un liderazgo internacional en diversos ámbitos realizando una apuesta por la innovación, invirtiendo más de 146 millones de euros cada año, un 3,6 % sobre la cifra de negocio, liderando más de 162 proyectos de I+D+i, promoviendo la innovación, gracias a su participación en la fundación COTEC, y financia proyectos a través de un fondo de fomento a la investigación. 

Premio especial

Premio especial AINE 2018 a Pedro Duque Duque

Gonzalo Mateo-Guerrero Alcázar, director de Operaciones y Negocios de Navantia, Pablo Martín González, subsecretario de Ciencia, Innovación y Universidades, recogió el premio en nombre de Pedro Duque Duque, y José de Lara Rey

Pedro Duque recibe el premio por apoyar la inversión en la investigación en la Economía Azul, considerándola como área multidisciplinar prioritaria junto con la Medicina Personalizada y la Inteligencia Artificial, el desarrollo de una Estrategia de Investigación en Economía Azul, de la Ley de Ciencia 14/2011 para el refuerzo de la transferencia de conocimientos y la simplificación del trabajo de los investigadores en OPIS, apoyando el desarrollo de estrategias europeas como la Estrategia para el Desarrollo de la Economía Azul en el Mediterráneo e impulsando la formación universitaria de profesionales, buscando la excelencia y la adquisición de competencias que permitan adquirir la habilitación profesional, como los ingenieros navales, a través del fomento del máster integrado.

Entrega de placas conmemorativas de 25 años

Durante los actos se hizo un homenaje especial a Abance Ingeniería y Servicios, Frizonia y Ghenova por que las empresas están celebrando actualmente su 25 Aniversario. Para conmemorarlo se hizo entrega de una placa conmemorativa.

Las ingenieros Navales celebran su 250 aniversario del 7 de octubre de 2019 al 7 de octubre de 2020. Armada y AINE celebrarán conjuntamente esta efeméride y por ello subieron al estrado Manuel Martínez Ruiz, vicealmirante director de Construcciones Navales de la Armada y, José de Lara Rey, presidente de la AINE y decano del COIN.

De dcha. a izda.: Manuel A. Martínez Ruiz, Carlos Campoy Zuasti, director gerente de Abance Ingeniería y Servicios, José de Lara Rey.

Abance Ingeniería y Servicios S.L. es una empresa de ingeniería naval fundada en 1994 con sede central en El Puerto de Santa María en la provincia de Cádiz (España) con una plantilla media estable en el último decenio por encima de los cien técnicos, que constituyen con su experiencia y conocimientos en el sector naval y de defensa, el principal valor de la empresa a la hora de desarrollar sus proyectos.

De dcha. a izda.: Manuel A. Martínez Ruiz, Javier Gamundi, director general de Frizonia, José de Lara Rey.

Frizonia es una empresa especializada en sistemas de aire acondicionado y refrigeración. Sus equipos y sistemas surcan los mares y océanos bajo duras condiciones climáticas, demostrando su alta exigencia en el diseño.

Manuel A. Martínez Ruiz, Francisco Cuervas, CEO de Ghenova, José de Lara Rey.

Ghenova es una ingeniería y consultoría única en toda la cadena de valor del conocimiento aplicado, una organización global que desarrolla soluciones transversales y que vela por el éxito de proyectos de alta complejidad tecnológica.

Cierre

Posteriormente se procedió a agradecer la colaboración de los patrocinadores, tanto de la AINE, Navantia, Bureau Veritas, DNV-GL, Fundación ACS y Wiresa, sin olvidar las colaboraciones puntuales de otras empresas en jornadas técnicas y congresos, como Banco Sabadell, Bender, Vulkan, Lloyd’s Register, Cotenaval, Cascos Naval, Navalia, Autoridad Portuaria de Valencia, etc. y al personal del Colegio y la Asociación que han trabajado en la organización de este acto.

Antes de la finalización del acto, José de Lara manifestó su “enhorabuena a todos los premiados y reconocidos en estos actos, agradecimiento a los patrocinadores y colaboradores y muchas gracias a todos por la asistencia a esta celebración” y para cerrar el acto, D. Pablo Martín González, Subsecretario de Ciencia, Innovación y Universidades dirigió unas palabras a los presentes.

Una vez terminados los actos institucionales, se procedió a la cena, después de la cual, se procedió a disfrutar de un baile con música en vivo, con dos bandas contratadas para tal efecto.: María la Mónica y Crazy Cabin Big Band.

Mira todas las imágenes de la celebración